EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS SEGÚN TIPO DE EMPRESA

EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS SEGÚN TIPO DE EMPRESA

Es innegable que la mayoría de las personas, microemprendedores, pymes y hasta grandes empresas están sufriendo ante esta pandemia sin precedentes que nos afecta mundialmente en este comienzo de siglo. También es cierto que la situación nos presenta un escenario que no seríamos capaces de crear nosotros mismos para poder desnudar los problemas que hoy salen a la luz en nuestros emprendimientos o empresas que hasta enero eran perfectos. 

La mayoría de los negocios que tienen años en el mercado son los que más han sufrido, aquellas empresas que vienen de un hereditaje de generaciones y no supieron incluir las nuevas tecnologías a tiempos, hoy ven como sus negocios se desmoronan.  

Por otra parte vemos a los nuevos emprendimientos que han sido concebidos desde un punto de vista híbrido en donde lo lo tradicional, la venta y el trato cara a cara, tienen el mismo que peso que por sus canales digitales, para estas empresas o emprendimientos el golpe no fue tan fuerte, porque lograron ajustar algunos parámetros para funcionar casi 100% de manera digital. Aquel que ya manejaba redes sociales, tenía un web o una tienda online puedo inclusive aumentar sus ventas haciendo uso de los clientes de la competencia que no tenían los canales digitales funcionales.

Por último, tenemos a los grandes ganadores de esta pandemia, son todos esos emprendedores o empresas que desde un inicio plantearon la posibilidad de que sus proyectos fuesen 100% digitales ¿Por que son los grandes ganadores? porque si bien pueden haber bajado sus ventas, los emprendimientos digitales, en su mayoría, son capaces de adaptar sus costos a la situación, pongamos algunos ejemplos: Cursos online, consultoría digital, gestión de redes sociales, comercios con venta exclusivamente online, etc.  

Veamos la diferencia entre que es un gasto fijo y que es un gasto variable

Cuando hablamos de gastos fijos nos referimos a:

  • Alquiler del local.
  • Suministros: agua, luz, gas, entre otros.
  • Amortizaciones.
  • Gastos financieros.
  • Impuestos.
  • Pagos a profesionales o empresas externas.
  • Transportes.
  • Material de papelería y oficina.
  • Mano de obra indirecta: son los empleados que no intervienen directamente en el proceso productivo.

Podríamos hacer una lista mucho más larga de costos fijos, pues esto depende cada empresa. De todos modos, los costos que acabamos de detallar aparecen en la mayoría de las empresas. Vamos ahora con los costos variables, que pueden ser:

  • Mano de obra directa: son los salarios de los empleados que intervienen en el proceso productivo.
  • Gasto en materias primas y productos necesarios para la producción.

Hay más costos variables, que varían según la empresa. Otros que suelen aparecer son el mantenimiento, las reparaciones y el marketing. El hecho de considerar un tipo de costo como fijo o variable depende de cada negocio. Por ejemplo, en una oficina, el gasto de electricidad será más o menos el mismo durante todos los meses del año, por tanto será un costo fijo. Sin embargo, en una pastelería, el gasto de electricidad puede cambiar según los meses y será mayor cuando haya más producción. Lo que más nos interesa en un negocio es calcular los costos fijos y variables y compararlos con los ingresos. 

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad, esperamos que tu próximo emprendimiento tenga la menor cantidad de gastos fijos, de esa forma, estarás un poquito más cerca del éxito. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *